Espíritu Educativo

La excelencia docente y humana son el faro que guía a Imaginarte como centro educativo en Arte, Creatividad y Desarrollo Personal. Esta excelencia se fundamenta en cuatro pilares: el profesorado universitario, los programas docentes de gran variedad y calidad, la enseñanza a la carta adaptada a cada persona y la energía positiva de nuestra forma de trasmitir lo que sabemos.


En nuestro centro encontrarás un profesorado bien formado, con titulación universitaria en Bellas Artes y más, apasionado por el arte y la arte terapia y comprometido con su alumnado. Profesionales dinámicos, creativos, amables y proactivos; implicados con su trabajo y con las personas, ofreciendo la cercanía necesaria para que te sientas en buenas manos y puedas aventurarte con confianza en el camino del aprendizaje.


Nuestros programas docentes son nuestro sello de calidad: los hemos ido puliendo día a día durante los 16 años que llevamos impartiéndolos a más de mil alumnos. Escuchamos atentamente las necesidades de cada adulto o niño que quiere aprender, para conseguir transformar en fácil lo difícil. Todos los programas están diseñados para que aprendas paso a paso, combinando teoría esencial y mucha práctica, para que puedas avanzar sin apenas darte cuenta.


-El espacio de pintura, manualidades y escultura: caballetes para pintar, con sus mesas auxiliares, espacio para dibujo del natural, y larga mesa para dibujo, escultura, manualidades y otras técnicas, iluminado de forma específica.


Enseñanza a la carta y a tu medida. Tenemos un amplio menú y, si lo deseas, podemos personalizarlo tanto como quieras. No importa la disciplina que escojas o lo específico que sea aquello que deseas aprender: nosotros tenemos el programa para ello, con la opción de adaptarlo a tu medida, a tus tiempos de aprendizaje y a tus necesidades artísticas. Pocos alumnos por profesor, y muchas herramientas a nuestro alcance, nos permiten un trato a la vez muy profesional y muy personal.


Nuestro talante a la hora de trasmitir lo que sabemos está cargado de energía positiva: animamos a los alumnos a que transiten con alegría el camino del aprendizaje, que disfruten del trayecto, que se arriesguen a buscar aquello que desconocen, que se permitan equivocarse, que “dibujen mal para aprender a dibujar bien”, que conviertan sus errores en sus grandes maestros. Ahí estamos para explicar, apoyar, inspirar, incentivar… con el propósito de que cada persona descubra lo mejor de sí misma. Desde el respeto y la libertad.


Todo ello acompañado de una sonrisa.

Ven a conocernos